El Ayuntamiento de Burjassot adquiere 7 tótems sensores de acceso y desinfección que se ubicarán en diferentes dependencias municipales

totemEl control de aforo y la desinfección en todos los espacios municipales es objetivo primordial para el Ayuntamiento de Burjassot que busca, con todas las acciones que está realizando en materia de prevención ante la Covid-19, que la seguridad tanto de los ciudadanos y de las ciudadanas como de los trabajadores municipales esté garantizada.

Por este motivo, el Consistorio ha adquirido 7 tótems sensores de acceso y desinfección que se están ubicando ya en diferentes dependencias municipales. Se trata de un nuevo elemento que estará a la entrada de los edificios gracias al cual se garantizará el aforo del espacio y, además, se procederá a la toma de la temperatura y a la dispensación de gel hidroalcohólico, generando desinfección a todos los usuarios de las dependencias.

“Estos nuevos tótems que hemos instalado en diferentes dependencias municipales van a facilitar de manera considerable la presencia en las mismas y, además, suponen garantizar la seguridad de todas las personas que van a entrar en ellas, tanto a los ciudadanos y las ciudadanas que tienen que realizar algún tipo de trámite como la de los trabajadores municipales”, tal y como ha declarado el Alcalde de Burjassot, Rafa García, quien también ha señalado “cómo estos nuevos tótems nos ayudan también al control del aforo de los edificios ya que, cada persona que pasa por él es contada y se garantiza con ello que no se supere el número máximo de capacidad de la instalación”.

 Los tótems se están situando en el Ayuntamiento, el Pabellón Cubierto, el Mercado Municipal l’Almara, la Casa de Cultura, el Centro Cultural Tívoli, el edificio de la Policía Local y en el Centro Socioeducativo Díaz Pintado.

Cada uno de estos nuevos tótems dispone de termómetro por cámara térmica y sensor de temperatura y humedad, conectado a una centralita. Tiene también, como se ha señalado, información de aforo, capacidad y conteo y dosificador de gel hidroalcohólico.

Una vez el usuarios se sube al tótem, la cámara térmica y el sensor de temperatura hacen la medición y en la pantalla se indica la temperatura corporal. Si dicha temperatura es inferior a 37’5 grados, se enciende una luz verde para poder pasar a la instalación, en el caso de ser superior, la luz es roja y sale un mensaje de aviso ya que no se puede entrar al edificio. Asimismo, cada persona es contada y se sabe en cada momento cuántas personas están en la instalación.

 

Esta entrada fue publicada en Ayuntamiento, Burjassot, COVID 19, Socialistas Burjassot. Guarda el enlace permanente.