La Policía Local de Burjassot presenta a Boss y Ares, los dos nuevos perros policía de la Unidad K9

unidad caninaSe incorporaron a la plantilla de la Policía Local de Burjassot el pasado mes de enero y desde entonces prestan sus servicios, pero es ahora, instalados ya en la nueva normalidad, se han presentado en sociedad. Boss y Ares son los nuevos perros policía que han entrado a formar parte de la Unidad Canina (K9) de la Policía Local de Burjassot y hoy (1-07-2020) han visitado el Consistorio para conocer al Alcalde, Rafa García, y al concejal de Policía y Seguridad Ciudadana, Juan Manuel Hernando. Los agentes de cuatro patas han visitado el Ayuntamiento acompañados del Comisario Jefe de la Policía Local, José Javier Collado, del Intendente, Óscar Vicó Cuesta,  y del agente Juan Luis Barragán que, además, es su dueño.

Con ocho años de edad y 34kg de peso, Boss es un Pastor Alemán de línea de trabajo que, desde enero, trabaja como perro policía en la plantilla de la Policía Local de Burjassot. Especializado en la detección de estupefacientes, Boss vive desde los tres meses de vida con su dueño, Juan Luis, con quien ha realizado todo su proceso de aprendizaje y adiestramiento y, a los once meses, participó en su primer operativo.

Extremadamente cariñoso y muy sociable, es un perro “también muy equilibrado, trabajador y muy centrado. Cuando le toca trabajar no se entretiene con nada y se concentra al máximo”, comenta el agente J.L Barragán quien explica que “Boss continúa entrenándose regularmente, aprovechamos la semanas que libramos para sus entrenamientos en diferentes escenarios, tanto exteriores como interiores, en vehículos o en locales que se presten a ello. Además, Boss también ha sido entrenado en la técnica de búsqueda de personas en movimiento. Este trabajo resulta mucho menos intrusivo en la persona sobre la que queremos actuar ya que no es necesario pararla para que el perro trabaje”.

Desde que entró en la plantilla de la PLB  Boss ha participado en más de 200 incautaciones de drogas , incluyendo registros de locales y un importante operativo llevado a cabo junto la Policía Nacional que, con registro a domicilio incluido, supuso la incautación de 75 gramos de cocaína y 10.000 euros.

Ares es otra historia puesto que solo tiene cuatro meses de vida y, por ahora solo piensa en jugar. Macho, también pastor alemán y muy despierto,Ares está en pleno proceso de socialización. Nosotros, en este ámbito, lo llamamos proceso de impregnación, puesto que el perro ahora debe impregnarse de todo su entorno y, lo que es más importante, debe acumular experiencias y aprendizaje siempre desde el plano positivo”, explica su guía. La técnica de trabajo que aprenderá Ares cuando comience su adiestramiento es la llamada de “marcaje lapa”, de manera que el can, al detectar la sustancia, marcará con la trufa de su nariz, al objeto o persona en cuestión que porte la sustancia.

El pastor alemán está considerado como el perro policía por antonomasia. Son excelentes animales tanto de protección como de ataque, sumamente hábiles detectando rastros y localizando todo tipo de elementos que va n desde sustancias tóxicas, explosivos o drogas hasta restos humanos y pruebas incriminatorias. En Burjassot, Boss y dentro de muy poco, también Ares, son los nuevos agentes del orden que, con un olfato privilegiado, prestarán sus valiosos servicios a la ciudadanía.

Esta entrada fue publicada en Ayuntamiento, Burjassot, Policía Local, Socialistas Burjassot. Guarda el enlace permanente.