Burjassot verá rehabilitado el Chalé de Garín con una inversión de 500.000 euros por parte de la Conselleria de Vivienda

2El Ayuntamiento de Burjassot ha logrado la inversión de 500.000 euros, en los próximos dos años, para la rehabilitación del conocido como Chalé de Garín, antiguo palacete ubicado en el Barrio del Empalme del municipio (calle Valencia), para transformarlo en un futuro centro social. La financiación procede del programa “Reconstruïm pobles”, impulsado por la conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática. Un programa que ha sido presentado esta semana (17-06-2020) y a cuya presentación ha asistido el Alcalde de Burjassot, Raga García y el concejal de Urbanismo, Manuel Aragó.

Junto al proyecto aprobado de Garín, el Ayuntamiento de Burjassot había presentado también un segundo proyecto de rehabilitación del edificio que alberga el mítico Teatro El Progreso, a fin de convertirlo en un centro sociocultural polivalente para uso y disfrute de la ciudadanía el municipio.

El programa “Reconstruïm pobles” incluye actuaciones urbanas en setenta municipios de la Comunitat Valenciana, 23 de ellas en la provincia de Valencia, y siendo uno de los proyectos seleccionados el presentado por el Ayuntamiento de Burjassot para la reconstrucción y rehabilitación del Chalé de Garín. Tales actuaciones están dirigidas a rehabilitar edificios municipales y a adecuar entornos urbanos, atendiendo a criterios de sostenibilidad ambiental y eficiencia energética. Serán, principalmente, actuaciones sobre edificios del patrimonio municipal de carácter social, cultural o histórico, así como la adecuación de calles, plazas o zonas de esparcimiento y recreo.

En total, se han presentado más de 600 proyectos provenientes de más de 300 municipios de la Comunitat Valenciana, los cuales han sido valorados siguiendo criterios técnicos y sociales. Desde la conselleria de Arquitectura Bioclimática y Sostenibilidad Energética, se ha señalado que estas actuaciones “se enmarcan dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de ciudades y comunidades sostenibles, cuyo fin es lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”.

Los criterios de selección de los proyectos han dado prioridad a actuaciones que incluyan o favorezcan la igualdad, la perspectiva de género, la inclusión y la accesibilidad universal; que tengan como destinatarios principales a sectores de población más vulnerables; que incorporen criterios de sostenibilidad y eficiencia energética; que contemplen procesos participativos en su diseño o actuaciones con mayor relación coste-efectividad; que requieran una adecuación normativa o que tengan compromiso de cofinanciación, así como que posean mayor posibilidad de ejecución.

La aprobación de este proyecto y la consecución de esta importante línea de financiación impulsada desde la Conselleria nos va a permitir recuperar esta emblemática construcción y, al tiempo, reconvertirla para dotar al barrio del Empalme y al municipio en general, de un nuevo espacio social y multidisciplinar”, ha declarado el Alcalde de Burjassot, Rafa García, quien estuvo presente en la presentación del programa que incluye el proyecto de Burjassot. “En el momento en que desde conselleria se comunicaron las bases para la solicitud de estas ayudas, pensamos que el Chalé de Garín era un inmueble óptimo, ya que reunía todas las características que se detallaban en las bases. Ahora que tenemos el proyecto aprobado, es momento de pensar en la reconversión de esta emblemática construcción histórica para, guardando su esencia, convertirla en un nuevo espacio para nuestros ciudadanos y ciudadanas, que además contribuya a la progresiva dinamización del Empalme y a su crecimiento como barrio”, ha concluido García.

El Chalé de Garín, llamado así por ser el apellido de una de las últimas familias que ostentaron su propiedad, también conocido como Chalé del Rosal es una vivienda unifamiliar, de principios del siglo XX, con tipología chalé – palacete. Se trata de un buen ejemplo de las segundas viviendas que se construían, entre la segunda mitad del siglo XIX y la primera del siglo XX, para las familias adineradas de la capital, que buscaban en estas construcciones un lugar de descanso, libre de contaminación y alejadas del bullicio de la gran ciudad.

La construcción pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Burjassot recientemente y, desde entonces, el Consistorio ha trabajado en la búsqueda de líneas de financiación para poder llevar a cabo su necesaria reconstrucción ya que el inmueble se encuentra, desde hace décadas, en estado de desuso y abandono. Su estado empeoró tras el incendio que sufrió en el verano de 2009, el cual le hizo perder parte de su volumen original.

 

 

Esta entrada fue publicada en Ayuntamiento, Burjassot, Compromisos cumplidos, Cultura, Cultura y Patrimonio, Iniciativas políticas, Mejoras en el municipio, Puesta en valor de nuestro patrimonio, Socialistas Burjassot, Urbanismo. Guarda el enlace permanente.